Fundación
Casa Hogar Santa Rosa

El sueño de muchas personas que con optimismo y fe hicieron realizable ese sueño, entre otras: Kathy Tschiegg, Ruth Marbely Cruz Quiñonez, Juan Carlos Elvir.  En el año 2001, la Comisión Ciudadana de Mujeres en su plan estratégico planteó la necesidad de un refugio para mujeres que sufrían de violencia de género. Nueve años después este sueño se hizo realidad.

La necesidad era inocultable y la respuesta era perentoria, pero fue un esfuerzo muy fuerte para lograr.  Kathy Tschiegg fue motor y dinamo de este logro: a través de la Fundación CAMO en Estados Unidos, comenzó en el 2005, recorriendo e investigando en ese país lo que más convenía en Santa Rosa, finalmente decidió que el  modelo Duluth  mostraba un nuevo camino. Este modelo está  basado en la respuesta de la comunidad a la violencia doméstica. Los dos años siguientes, desde 2005 hasta 2007, se dedicaron a preparar a la comunidad de Santa Rosa para asumir este proyecto.

CAMO trabajó incesantemente durante este tiempo para preparar a la comunidad en diferentes áreas: enfermería, trabajo social,  representantes del Poder Legislativo, líderes y lideresas comunitarios,  esta formación fue continua en el proceso de lograr la respuesta comunitaria en Santa Rosa.  Se trabajó muy de cerca con el Centro de la Mujer Copaneca en los procesos de capacitación.

En el 2006, gracias al esfuerzo de muchas personas se trabajó una propuesta derivada del plan estratégico de la Comisión de Mujeres Solidarias, para la construcción de la Casa Hogar y a través de la Diputada Elvia Argentina Valle se presentó al Congreso Nacional, obteniéndose un apoyo económico de un millón de Lempiras.  Como no se tenía una estructura legal para Casa Hogar ni la Comisión de Mujeres tenía tampoco personería jurídica, dicho dinero fue puesto en custodia de ADELSAR.

Durante el 2007 se presentó solicitud al Alcalde Juan Manuel Bueso para que se cediera un terreno municipal, lo que se logró y simultáneamente el Abogado Marco Alejandro Alvarado  con un grupo de abogados amigos, trabajo para la obtención de  la Personería Jurídica,  Mientras tanto en los Estados Unidos, siempre con el concurso de CAMO, se formaron dos comités de apoyo: uno  para educación de la comunidad en Santa Rosa e  infraestructura y  el otro, para gestión de fondos, el primero coordinado por Ruth Brown y el segundo por Sue Crawford.  Ambos comités fueron fundamentales para el éxito del proyecto, logrando un apoyo entre donaciones en especies y monetarias de L. 6, 606,360. dentro de ella cabe mencionar la donación de la Fundación Noble de L. 2,000,000.

En Enero del 2008 mediante una visita de Sonia Medina a los Estados Unidos se comienza a trabajar juntamente con Ruth Brown, Cameron Manesse y Kathy Tschiegg en aspectos organizacionales para el proyecto de  la Casa Hogar, esfuerzo que dio sus resultados positivos.  Luego en Honduras con el esquema de trabajo diseñado el proyecto cobra fuerza, ya con documentos, donación del terreno y amigas y amigos del proyecto trabajando para conseguir dinero en la comunidad de Santa Rosa de Copán, se logran  fondos por un total de L. 515,999.00.

Los gastos operativos del proyecto Casa Hogar parecían un reto insuperable, Kathy Tschiegg comenzó entonces a gestionar fondos para ésto, logrando la donación de parte de la Fundación Sparkman en los Estados Unidos de L. 472,000.00 por año para los dos primeros años.

La Junta Directiva de Casa Hogar trabajó intensamente para la contratación del personal, reglamento interno, procedimientos administrativos y la obtención de la personería jurídica, en la construcción que tomó 15 meses, hasta lograr la inauguración oficial de lo que fuera un sueño para muchas personas y ahora realidad: CASA HOGAR SANTA ROSA, la cual se hace el 30 de Abril del 2010, ocasión donde se contó con el entusiasmo y ayuda de estudiantes universitarios del CUROC, APRODES y Fusión Tierra.

CASA HOGAR SANTA ROSA se convierte así en el refugio temporal para mujeres y sus niñas y niños víctimas de violencia, y en ese momento, el refugio  más grande de Centro América y de América del Sur;  proyecto que fue producto del trabajo de los pobladores de Santa Rosa de Copán y nuestros amigos de Estados Unidos, a todos ellos: GRACIAS de corazón en nombre de las mujeres y sus hijos e hijas que serán atendidas con profesionalismo, esmero y cariño en nuestra Casa.